Así es como Darya Dugina, que murió el sábado por la noche en las afueras de Moscú por un coche bomba, se describió a sí misma el pasado mes de mayo en una entrevista con un oscuro sitio web de extrema derecha bretón, Breizh-info.com. ("Globalista" en los círculos rusos de extrema derecha significa Estados Unidos, la OTAN u "Occidente"; "euroasiático" es sólo una forma más amplia de decir "ruso").

El coche-bomba que mató a la filósofa y periodista de 29 años iba probablemente dirigido a su padre Alexander Dugin, también filósofo y a veces llamado "el cerebro de Putin" por los medios de comunicación extranjeros debido a su supuesta influencia en el presidente ruso. Habían acudido juntos a un acto de apoyo a la invasión rusa de Ucrania en el que hablaba Dugin. Él cogió otro coche para volver a casa y así se libró de la bomba, pero estaban muy cerca.

"Tengo el honor de estar en el mismo barco que mi padre (en el mismo barco existencial), al ser hija de un gran erudito y autor de la obra en 24 volúmenes Noomachia ("guerras de la mente"). El hecho de que estemos sometidos a sanciones por parte de Estados Unidos, Canadá, Australia y el Reino Unido es un símbolo de que los dugins estamos en el camino de la verdad en la lucha contra el globalismo".

El "camino de la verdad" en el que ambos estaban era el neoplatonismo, un estilo de misticismo cristiano primitivo tan abstruso y absurdo que no intentaré explicarlo aquí más allá de decir que era grande en formas ideales y no tan entusiasta en la materia. Siguió estando de moda en algunos sectores de la iglesia ortodoxa y recientemente ha encontrado el favor de los ultranacionalistas rusos.

Pero Darya Neoplatonova (el seudónimo de Dugina como escritora) no fue asesinada por decir "La principal línea de pensamiento de la filosofía política neoplatónica tardía es el desarrollo de la idea de una homología del alma y el estado y la existencia de un orden triple similar en ambos". Su padre tampoco fue atacado por sus peligrosas ideas.

Nunca conocí a Darya Dugina, pero una vez entrevisté a su padre hace una docena de años, cuando todavía se creía que estaba cerca de Vladimir Putin. (Desde luego, ahora no lo es, e incluso ha perdido su trabajo en la Universidad Estatal de Moscú). Mi ruso estaba bastante oxidado por aquel entonces, así que llevé a un intérprete a la entrevista en su modesto piso.

Alexander Dugin se explayó con gran detalle sobre los males infligidos al alma rusa por los malvados extranjeros y la necesidad de una "política existencial" para contrarrestarlos, pero hubo pocas ideas políticas concretas entre la lluvia de sustantivos abstractos.

También me di cuenta de que el traductor omitía bastante de lo que decía. Pensé que iba demasiado rápido para ella, pero cuando le pregunté después me dijo que se había sentido demasiado avergonzada por algunas cosas que dijo. No estaba despotricando, exactamente, pero la paranoia nacionalista era implacable y abrumadora.

La cuestión es que ni el padre ni la hija eran un objetivo importante por su influencia en la política rusa, lo que descarta prácticamente cualquier motivo ruso para matar a cualquiera de ellos. Darya Dugina era una entusiasta partidaria del ataque a Ucrania -incluso visitó la ciudad conquistada de Mariupol- pero era una animadora más.

Entonces, ¿quién puso la bomba? Casi con toda seguridad, algún ucraniano que formaba parte de la extensa red de inteligencia de ese país en Rusia, o algún personaje del hampa ruso pagado por los ucranianos. (Hay unos dos millones de ucranianos viviendo en Rusia).

¿Era Alexander o Darya un objetivo legítimo? Ninguno de los dos era un espectador totalmente inocente en el conflicto, pero sin duda eran civiles desarmados, por lo que la mayoría de la gente diría que el bombardeo fue un crimen.

¿Fue terrorismo? Sí, en el sentido muy concreto de que su motivo debía ser demostrar que Ucrania podía atacar impunemente cualquier lugar de Rusia, y así aterrorizar a los rusos para que abandonaran su invasión de Ucrania. (Probablemente no tenga ese efecto, pero es el único motivo plausible).

¿Perjudicará a la causa ucraniana en términos de opinión pública en otros lugares? Un poco, tal vez, porque hacer explotar a mujeres jóvenes nunca es una buena imagen, pero probablemente sólo por un corto tiempo. Es una guerra, y el mismo día los bombardeos rusos hirieron a doce civiles, entre ellos cuatro niños, en la ciudad ucraniana de Vosnesensk.

¿Cuál es la diferencia, aparte del hecho de que los artilleros rusos no conocían los nombres de sus víctimas, y el ucraniano que puso la bomba que mató a Darya Dugina no llevaba uniforme?